Un recurso intangible Las organizaciones en los últimos años se han visto afectadas por un conjunto de variables internas y externas que exigen cambios significativos llevando a estas a realizar grandes esfuerzos de mejoramiento hacia el logro de la calidad total

Un recurso intangible
Las organizaciones en los últimos años se han visto afectadas por un conjunto de variables internas y externas que exigen cambios significativos llevando a estas a realizar grandes esfuerzos de mejoramiento hacia el logro de la calidad total: dando nuevos conceptos y esquemas teóricos válidos, orientados hacia la reestructuración funcional formal y la implementación de estrategias en el manejo de sus recursos, muy especialmente en los recursos humanos. Es por esto que el liderazgo organizacional cada vez se convierte en algo de suma importancia en diferentes escenarios como lo son empresas, en el ámbito social o militar, es por esta razón que no importa si el líder en la organización nace o se hace, es indudable que gente líder es valorada en su empresa por ser impulsor y generador de valor agregado en ella.

Por consiguiente, se puede ver que en las empresas a las que se evidencia que tienen líderes son exitosas mientras que las empresas que no lo son se debe a la falta de líderes dentro de esta. Con el objeto de conocer la importancia que se le debe hacer al liderazgo se presenta a un autor que dice que: “El liderazgo es importante ya que es vital para la supervivencia de cualquier organización. Es importante, por ser la capacidad de un jefe para guiar y dirigir. Una organización puede tener una planeación adecuada, control etc. y no sobrevivir a la falta de un líder apropiado, incluso dicha organización puede carecer de planeación y control, pero, teniendo un buen líder puede salir adelante.” Koontz, Harold, Weihrich Heinz. (2004).

We Will Write a Custom Essay Specifically
For You For Only $13.90/page!


order now

De este modo el texto busca demostrar que el éxito en las empresas se debe al tipo de liderazgo que se maneje en estas, ya que facilita la comunicación, cumplimiento de objetivos, solución de conflictos, buena planificación, y demás ventajas competitivas que puede adquirir una organización.

En toda organización se crea una cultura y ambiente que afecta a los colaboradores (empleados), pero estos también afectan a la empresa en diferentes sentidos, es por eso que muchos estudiosos se han encargado de este tema que es el comportamiento organizacional. No obstante, se debe de tener en cuenta que para que lo mencionado anteriormente sea exitoso, se requiere que este alineado con el liderazgo organizacional para generar una mayor autoconciencia y conductas positivas autorreguladas por parte de los líderes y
asociados, fomentando el autodesarrollo positivo y así se logre una ventaja competitiva a comparación de las organizaciones que rodean a una empresa. Según Azana, Moriano y Molero (2013) afirman que la promoción de una cultura organizacional orientada a la flexibilidad, liderazgo, basada en el apoyo y la innovación, puede ser valiosa en la economía competitiva.

El liderazgo en la empresa es imprescindible porque es lo que define en gran medida el correcto rumbo de esta, por lo tanto, el líder es como el capitán de un barco que dirige este a su objetivo, pero a la vez puede hacer que este se choque con un iceberg, asimismo, se entiende que esta ventaja que poseen algunas organizaciones, les permite cumplir todos sus objetivos y metas propuestas. De esta manera, Sánchez y Vázquez (2010) definen el liderazgo organizacional como: “aquella influencia que es positiva para todo el grupo, es decir, que ayuda al grupo a llevar a término su propósito, a conseguir objetivos, a mantener un buen funcionamiento, y a adaptarse a su entorno”. No obstante, sitios como ENTREPRENEUR; página especializada en temas organizacionales, para que una empresa sea exitosa se necesita solamente de enfoque en el cliente, cuidar a su gente, entregar valor, usar bien los recursos y proteger el medio ambiente, además, tener control de los procesos, innovar, tener flujo de efectivo, invertir y tener un compromiso con los accionistas. En ese caso, desde el enfoque de la teoría sistémica de la competitividad Esser, Hillebrand, Messner y Meyer-Stamer, (1994), se establecen como determinantes la calificación del personal y la capacidad de gestión; estrategias empresariales; gestión de la innovación; Best Practice en el ciclo completo de producción; integración en redes de cooperación tecnológica; logística empresarial e interacción entre proveedores, productores y usuarios. Por otro lado, un estudio realizado por los académicos Pedraza- Rodríguez (2010), en el que participaron 21 empresas grandes y 98 empresas pequeñas y medianas del norte de Chile, tenía como objetivo identificar si los estilos de liderazgo tienen o no una influencia estadísticamente significativa sobre la eficacia en las empresas privadas, los resultados son muy claros y muestran que los estilos de liderazgo son un determinante fundamental del éxito de las grandes empresas teniendo una capacidad explicativa del 43%, mientras que para la pequeñas y medianas empresas tiene una capacidad explicativa del 27%. Es evidente que existe una serie de otras variables que explican la eficacia en las empresas, sin embargo, es interesante ver la capacidad explicativa del estilo de liderazgo.

El liderazgo en una empresa es un fenómeno social, puesto que sin seguidores no habría líder. No todos nacen con esta cualidad y es por esto que el entorno de una organización, dependiendo de que tan bien estructurado se encuentre les permite a las personas aprender y transmitir este concepto. Según Stodgil (1974) “ante todo, el liderazgo es un arte, y por lo mismo tiene muchas facetas y su definición es compleja”. Es por esto que diferentes personas han tratado de darle un solo significado, pero al depender de cada circunstancia este mismo puede variar. Según el texto Liderazgo organizacional: cómo identificarlo (2013) “Un líder, es aquella persona o entidad que va a la cabeza entre los de su clase, que reconoce sus habilidades, impulsa, potencia y anima a sus compañeros para llegar a metas y objetivos específicos”. Por ejemplo, se ve como una organización modifica su cultura para poseer liderazgo y las personas dentro de este mejoran en diferentes aspectos y cumplen con la visión que tienen los directivos para sus colaboradores. Entonces vemos el liderazgo organizacional que mejora las capacidades de una persona y favorece al cumplimiento de metas y objetivos organizacionales.
Para concluir, se afirma que el liderazgo es la capacidad o habilidades que tienen tanto las personas como las organizaciones para influir y potenciar todas las capacidades de una persona o grupo de personas. Esto permite que las empresas hoy en día logren ser exitosas en todos sus aspectos y generen ventajas. Todo esto a partir de que los lideres potencian e impulsan las capacidades de todos permitiéndole a la empresa tener una economía competitiva para lograr diferenciarse de los demás. Es por esto que el líder es el encargado de dirigir el barco (la empresa) hacia su visión, misión y objetivos planteados.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
Alvarez, D. A., Gómez Parets, C. G., y Mérida, R. E. (2004). LIDERAZGO ORGANIZACIONAL: ¿CÓMO DIAGNOSTICARLO? Folletos Gerenciales, 8(4), 12-21.

Azanza, G., Moriano, J. A., y Molero, F. (2013). Authentic leadership and organizational culture as drivers of employees’ job satisfaction. Revista de Psicología Del Trabajo y de Las Organizaciones, 29(2), 45–50.

Stodgil (1974), en Luigi Valdés (1997). Conocimiento es futuro, hacia la sexta generación de los procesos de calidad (p. 392). México: Concamin, Funtec, CCTC.

ROJAS, L. M., ; LLAMOSA, R. (2016). Procesos de liderazgo organizacional en arquitecturas empresariales. UIS Ingenierías, 15(1), 53-60
Entrepreneur. (2018). Entrepreneur – Empieza, arranca y haz crecer tu negocio. online Available at: https://www.entrepreneur.com/es 15 Sep. 2018.